• ​Artículo:

Padres de Familia:  Inteligencias múltiples 

Segunda Parte

MTE. Margarita Aste

En la primera parte vimos una introducción de lo que son las inteligencias múltiples, y la necesidad de emplearlas para lograr el mayor aprovechamiento de las capacidades de todos los alumnos. En este número hablaremos de las dos inteligencias más conocidas y empleadas en las escuelas. Dándole algunas ideas para aprovecharlas en los alumnos que las tienen desarrolladas y formas como se puede incrementar el desarrollo de las mismas en los alumnos para los que no son su fuerte. Es importante tener en cuanta que no hay una cantidad limitada de “inteligencia” que pueda tener una persona, que vaya digamos “llenando” las diferentes inteligencias. El ser hábil en una inteligencia no implica que se tenga que ser débil en otra. Es por ello la importancia de que todos los alumnos mejoren en todas las inteligencias. Cuantas más maneras tengamos de enseñar, mayor será el número de alumnos a los que llegaremos y mayor el número de inteligencias que desarrollaremos.


La Inteligencia Verbal-Lingüística 

Implica saber utilizar el lenguaje escrito y oral para convencer y comunicar. A los que son fuertes en esta inteligencia les gusta leer, escribir, hablar y escuchar. Algunas personas que podríamos considerar “modelos” de esta inteligencia son:

  • Howard Gardner (teórico de la educación)
  • Miguel de Cervantes Saavedra (escritor)
  • Andrés Bustamante (comediante)
  • Pedro Ferriz de Con (comentarista)
  • Gustavo Adolfo Bécquer (poeta)

Las habilidades lingüísticas son el pasaporte necesario para conocer la mayor parte del contenido académico, ya que casi todo lo que el alumno aprende lo capta a través de lecciones o material escrito. La mayor parte del currículo tradicional depende de la lectura. El éxito de un alumno en todas los cursos va a depender en una gran parte de esta habilidad. Es por ello que el desarrollar esta inteligencia es tan importante. 
Los alumnos “fuertes” en esta inteligencia aprenden mejor escuchando presentaciones verbales, leyendo, escribiendo y discutiendo. Se benefician con el uso de casetes de audio. 
Desarrollamos esta inteligencia si hacemos que los alumnos realicen presentaciones orales, reportes escritos, poemas, debates, diálogos, reportes de libros y resúmenes de lecturas. La inteligencia verbal lingüística también se amplía con el aprendizaje de idiomas y trabajos tradicionales como vocabulario, sintaxis y gramática, además de los diferentes formatos de escritura. También podemos ampliar la inteligencia lingüística a través de la otras inteligencias por ejemplo haciendo que los alumnos escriban problemas matemáticos, discutiendo sus trabajos artísticos, hablando sobre sus metas.

Estrategias:
Para cada inteligencia daremos una cantidad de estrategias para usar en sus clases u hogares. Es recomendable usar una amplia variedad de éstas de manera que podamos acoplarnos a las inteligencias de todos los alumnos. También es importante recordar que cada una es particularmente útil para lograr algún objetivo educativo específico.
Es probable que ya conozcan la mayoría o todas las estrategias para desarrollar la inteligencia verbal-lingüística, ya que son las herramientas pedagógicas más comunes. Pueden apoyar a sus hijos o alumnos haciéndolos trabajar con ellas. Las dividiremos en tres:

  • Escuchar y discutir: debates, diálogos, discusiones, contar cuentos o historias, presentaciones.
  • Escribir: tormenta de ideas, escribir composiciones, mantener diarios.
  • Leer: lectura independiente, lectura oral, leerle a sus alumnos o hijos.

La Inteligencia Lógico-Matemática

Es la habilidad para calcular, resolver operaciones, comprobar hipótesis y establecer relaciones lógicas. A los que son fuertes en estas inteligencias les gusta resolver problemas, cuantificar resultados y determinar relaciones de causa y efecto. Algunas personas que podríamos considerar “modelos” de esta inteligencia son:

  • Bill Gates (programador de computadoras)
  • Ágata Christie (escritora de novelas de misterio)
  • Alexandre Gustave Eiffel (ingeniero)
  • Alexander Graham Bell, Tomás Alva Edison (inventores)
  • Socrates (dialéctico)
  • Marie Curie, Albert Einstein (científicos)

La inteligencia lógico-matemática puede ser aplicada a palabras, sonidos, aviones, frutas y aun a ideas. Esta inteligencia no está ligada a un tipo específico de estímulo externo sino más bien a estímulos internos como son el pensar sobre patrones, relaciones y números. 
Los alumnos “fuertes” en esta inteligencia aprenden mejor a través de la resolución de problemas y de oportunidades de analizar. Se benefician haciendo preguntas, experimentando y analizando los resultados en un esfuerzo por resolver problemas y comprender la realidad.
Desarrollamos esta inteligencia si hacemos que los alumnos resuelvan problemas, realicen experimentos, aprendan y desarrollen algoritmos, hagan predicciones, descubran relaciones, ubiquen en categorías la información y llevan a cabo razonamiento inductivo y deductivo. Las habilidades con patrones y funciones, probabilidad, estadísticas, mediciones, y lógica pueden desarrollarse en todo el currículo. También podemos ampliar la inteligencia lógico-matemática a través de la otras inteligencias por ejemplo cuando los hacemos escribir los pasos, mostrar gráficamente una secuencia, discutir las razones de algo.

Estrategias:
Pueden emplear estas estrategias para ayudar a sus hijos o alumnos a desarrollar su inteligencia Lógico-matemática. Las dividiremos en tres:

  • Preguntas: Preguntas y respuestas (la cual es muy común en todos los salones de clase, dependerá del tipo de pregunta el que sea o no una “buena” estrategia para desarrollar la inteligencia lógica-matemática). Preguntas del tipo ¿qué pasaría si? Y la matriz de preguntas:
  • Habilidades de pensamiento: ¿Nunca han jugado con sus hijos a en qué animal estoy pensando? Para promover el pensamiento deductivo, que los alumnos encuentren la regla que une a los elementos que les propone el profesor. Encuentre la mentira: un alumno escribe tres oraciones, dos verdaderas y una falsa, los demás deben encontrar la que es falsa. Metacognición: o el pensar sobre el pensamiento propio. A medida que los alumnos piensen sobre cómo piensan, evalúan el porqué piensan de la forma que lo hacen, lo que no saben y lo que les gustaría aprender.
  • Resolución de problemas: Resolución de rompecabezas de problemas, a cada alumno se le da una clave para resolver un problema del equipo. Enviar un problema, los miembros de un equipo crean un problema y se lo envían a otro equipo para que lo resuelvan.

Continuará en Enero