• ​Artículo:

Riesgo en el uso de programas ilegales

MTE. Margarita Aste

Durante los años que llevamos en estrecho contacto con el mercado educativo-tecnológico, una de las creencias que nos sigue sorprendiendo es el convencimieto que tienen muchas escuelas que el software para uso educativo se puede copiar en el número de máquinas que se desea usar sin nungún problema. Esto es completamente falso. El software es considerado como obra autoral expresamente protegido dentro del artículo 7, inciso "J" de la Ley Federal de Derechos de Autor. La cual adquirió mayor énfasis a partir del arranque del Tratado de Libre Comercio, el 1ro de Enero de 1994. De acuerdo al artículo 135 de dicha ley, es ilegal realizar o distribuir copias de una obra protegida sin autorización del titular de derecho. La UNICA excepción, de acuerdo al artículo 18 (F), es para el que adquiera el uso autorizado de un programa de computación, quien podrá realizar UNA copia para uso exclusivo de respaldo.

Las penalidades con que se castiga la violación de esta ley incluyen carcel de hasta seis años, multas de hasta 500 días de salario mínimo o ambas por la simple reproducción o distribución no autorizada de programas. Lo anterior sin contar con las Sanciones Civiles, instituidas a petición del titular del derecho, quien podrá solicitar (entre otras cosas) la reparación de los daños y perjuicios causados, más los gastos generados.

Este es el aspecto legal del problema, el cual también tiene su parte "ética". Las escuelas, cuyo objetivo es preparar a los alumnos para que se conviertan en ciudadanos de provecho, son las primeras que deben estar siempre dentro del marco legal, dando el ejemplo y enseñando lo que es correcto. Si reflexionamos, esto nos conviene a todos, ya que las compañías que se dedican al desarrollo de software viven de sus ventas; mayores ventas implican mejores ingresos y más posibilidades de seguir invirtiendo para generar productos de calidad para el mercado educativo.


¿Cómo podemos tener nuestra área de computo "legal"?

De la misma forma como no se nos ocurriría llenar la biblioteca de la escuela con copias fotostáticas de libros, no podemos tener copias ilegales de programas en nuestras computadoras. Un programa ilegal es aquel que no se encuentra respaldado por una "licencia de uso". Las licencias de uso pueden ser de diferentes tipos que tienen relación directa al nímero de máquinas a emplear.

Las compañías editoras de software educatívo saben que una escuela usará el programa en varias computadoras, por lo que venden diferentes paquetes o licencias que permiten, por así decirlo, comprar "mayoreo", con precios más bajos. Ustedes podrán adquirir paquete de laboratorio (lab pack) para 5 (o 10) computadoras, al comprarlo, tendrá la autorización de uso para 5 (o 10) computadoras. La versión red, es un programa generado para trabajar en red, incluye la licencia (o autorización de uso) para 30 a 50 computadoras (dependiendo del fabricante). Por último, la más amplia es la licencia de sitio que permite usar el programa en todas las computadoras de un plantel (con un máximo de 50 a 100 dependiendo del fabricante).

Conociendo todo esto, estamos seguros que estará de acuerdo con nosotros en pensar que es mejor y menos riegoso tener a su escuela "legalizada".