• ​Artículo:

Trabajando con información

MTE. Margarita Aste

Todos sufrimos de lo que podríamos llamar una “sobrecarga” de información. Hay mucho material y es imposible conocerlo todo. La ironía es que a pesar de toda la información que existe, parece que nunca podemos encontrar lo que queremos y de la forma como lo necesitamos para poder usarlo de manera efectiva. 


Una solución al problema, que parece ser la que se adopta con mayor frecuencia en las escuelas (y en las empresas y la sociedad en general), es la de proporcionar aun más contenido y tratar de que se haga todo más rápido para tener más tiempo. Tratamos de empujar más y más contenido, de trabajar más rápido para lograr hacer más cosas. Pero esto es una propuesta que NO nos lleva al éxito. Lo que tenemos que hacer en vez de esto, es ayudar a los alumnos a trabajar de manera más inteligente en vez de más rápido.

Requerimos una solución que ayude a los alumnos a desarrollar sus habilidades y comprensión, ellos requieren encontrar, procesar y usar la información de manera efectiva. Algunas personas le llaman a esto Alfabetización en la Información o Instrucción de Habilidades de Información. La alfabetización en la información ha sido tema de investigación por muchos años.

Asociaciones de muchos países del mundo han trabajado para desarrollar estándares para esta alfabetización. Estos estándares piden que los alumnos puedan acceder a información de manera eficiente y eficazmente, evalúen la información de manera precisa, correcta y creativa. Para que los alumnos lleguen a esto se ha visto que requieren de varias herramientas, recursos y andamios que apoyen sus esfuerzos para resolver los problemas educativos que puedan encontrar.

La metacognición es el pensar sobre el pensar. Definiciones más específicas incluyen referencias al conocimiento del control de los factores que afectan el aprendizaje tales como el conocimiento de uno mismo, de la tarea a realizar y de las estrategias a utilizar.

Los estudios muestran que el incorporar el uso de andamios de metacognición al currículo puede ayudar a los alumnos a desarrollar habilidades de metacognición. Investigaciones han demostrado que el poseer habilidades de metacognición afecta el éxito de los alumnos y sugieren que las deficiencias en estas habilidades podrían ser mitigadas si se emplean andamios de metacognición fuertes.

Es por ello que vamos a ver uno de los “andamios de metacognición” más conocido en el mundo, el llamado “Las Seis Grandes” o “Las Seis Competencias Esenciales” o “Las Seis Grandes Fases del Proceso de la Información y su Adquisición”. Este fue desarrollado por Mike Eisenberg y Bob Berkowitz y es el proceso más empleado para enseñar habilidades de información y tecnología, tanto en escuelas y universidades como en programas de entrenamiento empresariales. Las Seis Grandes integran la búsqueda de la información y utiliza habilidades junto con tecnología en un proceso sistemático para encontrar, aplicar y evaluar información para trabajos y necesidades específicos.

Podemos ver en el diagrama las partes de las que se compone este proceso. Las personas normalmente pasan a través de este proceso, de manera conciente o inconsciente, cuando tratan de aplicar información para resolver un problema o tomar una decisión.

En la mayoría de situaciones en las que logramos resolver problemas de manera exitosa, estamos realizando todas las etapas. Las Seis Grandes, también pueden ver como un conjunto de habilidades básicas y esenciales para la vida. Los alumnos pueden utilizarlas cuando requieran información para resolver un problema, tomar una decisión o completar una tarea.

Veamos cómo funciona este proceso:

1.-Definición del Trabajo
2.- Estrategias para buscar Información
3.- Localización y Acceso
4.- Uso de la Información
5.- Síntesis
6.- Evaluación
Defina el Problema.
Identifique la información necesaria.
Determine el rango de soluciones (lluvia de ideas).
Evalúe y asigne prioridades
.
Localice recursos (intelectual y mentalmente).
Encuentre información entre los recuros.
Extraiga la información relevante. 
Vea, lea, escuche, toque la información.
Organice la información de las fuentes diversas. 
Presente la información.
Juzgue el proceso de resolución del problema (eficiencia).
Juzgue el producto (efectividad).


1.- Definición del Trabajo: En esta etapa, los alumnos deben de determinar qué se espera de ellos para este trabajo. Tienen que determinar qué es lo que van a requerir para completar la tarea.

¿Cómo vamos a usar tecnología en esta etapa? El profesor podrá poner la tarea o el problema en una página Web o en un grupo de discusión de manera que los alumnos puedan ir planteando sus dudas, enviar correos electrónicos o participar en una sesión de chat para discutir la tarea.


2.- Estrategias para buscar información: Una vez que los alumnos saben qué es lo que se espera de ellos, necesitan identificar los recursos que requerirán para resolver la tarea definida.

Algunas de las preguntas que se pueden hacer en esta etapa son:
¿Qué recursos tengo disponibles? 
¿Libros, enciclopedias, CD-ROMS, bases de datos, Internet?
¿Entre todos estos, cuáles son los mejores? 
¿Cómo vamos a usar tecnología en esta etapa?

Una excelente estrategia a usar en esta etapa es la lluvia de ideas, ésta se puede llevar a cabo cuando el software Inspiration, dependiendo del trabajo se puede realizar de manera individual o grupal y las ideas que van saliendo se pueden ir colocando en el grupo de discusión que se tienen armado en la página virtual del proyecto, de manera que los alumnos puedan seguir comunicándose, obteniendo ayuda e ideas de su profesor y compañeros. Si tenemos acceso a Internet, podemos inclusive obtener información de es.

Pero, dada la gran cantidad de información que existe, debemos de tener una estrategia de búsqueda antes de iniciar. Es recomendable crear una hoja de trabajo en la que se requiere que los alumnos formulen su estrategia de búsqueda antes de ir a las computadoras: listar palabras claves y sinónimos, tema general frases, combinaciones de palabras y frases utilizando en términos booleanos de ADN, OR y NOT.

3. Localización y Acceso: lo que sigue es la implementación de la estrategia de búsqueda de la etapa anterior. Los alumnos deben localizar recursos potencialmente útiles.

¿Cómo vamos a usar tecnología en esta etapa? En Internet, encontrarán miles de recursos, el problema es limitar las búsquedas para encontrar los recursos más relevantes. Una buena táctica es que inicien con un diccionario o enciclopedia para darse una idea general sobre el tema y con este conocimiento poder discernir qué material es relevante y confiable y cuál no lo es.

Es recomendable que los profesores creen una lista de sitios confiables que los alumnos pueden usar, así como se hace con la bibliografía. El ayudar a los profesores a encontrar estos sitios Web es parte del trabajo que ahora deben de desempeñar los bibliotecarios. Esta lista se podrá anexar al grupo de discusión o página Web del proyecto.

4.- Uso de la Información: Esta etapa requiere que los alumnos interactúen con la información, por ejemplo que la lean y que decidan cómo usarla. Este es el momento en el que los alumnos deben responder a la pregunta: 
“Cuál es la mejor forma de usar esta información? Y ¿Qué parte de la información de cada fuente es útil? Los alumnos deben ver tanto relevancia como validez? ¿Qué información se ajusta l enfoque seleccionado y qué información viene de una fuente valida y documentada?

¿Cómo vamos a usar tecnología en esta etapa? El uso de la información ahora es mucho más fácil con la tecnología. Es vital que los alumnos entiendan el concepto del plagio, derechos de autor, guías para citar fuentes en lo relacionado con los recursos electrónicos, ya que es muy fácil “copiar” o bajar gráficas de Internet y el copiar y pegar. 

Los alumnos y profesores requieren usar el software apropiado para registrar, organizar y analizar datos. Recomendamos el uso de una base de datos, con temas principales como nombres de las columnas, que van a ir llenando con pocas palabras a medida que los vayan encontrando y con nombre de las fuentes para ayudar a poner las referencias al finalizar el trabajo. Esta manera de manjar el trabajo va a promover los dos siguientes pasos de este proceso y va a desalentar el copiar y pegar.

Supongamos que estamos haciendo un trabajo sobre las epidemias que ocurrieron en la edad media, el problema es definir cómo y porqué se transmitían las epidemias en Europa de la edad media y qué curas actuales se podrían haber utilizado para evitarlas. Una parte de la base de datos en la que vamos a ir descargando información podría ser la siguiente:


5.- Síntesis: Realizar una síntesis requiere que los alumnos reorganicen la información para cumplir con los requerimientos de la tarea como fue definida. Éste es un paso creativo.


Lugar
Fecha
Epidemia
Inció
Cómo se 
esparció
Fuente
Italia.
Francia.
1500.
1480.


Es el momento en el que los alumnos organizan toda la información que han recolectado y la integran con todo su conocimiento previo y experiencias. Éste es el momento de decidir cómo van a presentar el resultado. ¿Cómo se verá el producto final? ¿Quién será la audiencia? ¿Qué medio debo usar? ¿Cómo vamos a usar tecnología en esta etapa? La síntesis con la tecnología le da a los alumnos la oportunidad de publicar sus ideas de manera electrónica. 

Power Ponit, Hyperstudio, Kid Pix, MicroMundos, son algunos programas de presentación multimedia. HTML y software como Site Central y Web Workshop permiten publicar el trabajo de los alumnos incluyendo texto, audio, gráficos en Internet. Si continuamos con la idea de la página Web del proyecto, los alumnos que pueden enviar sus trabajos, tanto entregas parciales como la entrega final, a sus profesores por esta página o como attachment (archivo adjunto) en un correo electrónico. Esto le da la oportunidad al profesor de revisar los trabajos y enviar retroalimentación por el mismo medio.

6.- Evaluación: Por último los alumnos necesitan evaluar su trabajo en dos niveles. Ellos deben de saber si su trabajo cumplirá con las expectativas del profesor tanto en calidad como en eficiencia. Calidad y efectividad, o qué también cumple el producto final con la tarea original.

La evaluación también ve la eficiencia en el proceso de resolución del problema de información. Los alumnos deben de preguntarse ¿Cómo podría hacerlo mejor? En esta etapa del proceso aun hay tiempo para examinar y refinar el producto. De hecho en la vida real, comúnmente tenemos una segunda oportunidad.

IMPORTANTE: Todo este proceso de las grandes seis, se atrofia si en lugar de una pregunta, o un problema real se le da a los alumnos un trabajo con respuesta directa, es decir el típico trabajo de “Escríbeme un reporte sobre Francia”, o “hazme un trabajo sobre uno de los exploradores españoles del siglo 15” por que entonces el alumno no va a entrar a realizar todo el proceso sino que va a buscar una fuente y a copar y pegar el reporte. Recuerden que la pregunta debe ser REAL, UTIL y SIN UNA sola respuesta correcta.

El saber trabajar con información es muy necesario y requiere de capacitación para que los profesores puedan realizarlo adecuadamente. A partir de Agosto estaremos impartiendo un seminario de 6 horas sobre la Alfabetización de la Información que incluirá: 
Cómo plantear preguntas esenciales, La Seis Grandes, Webquest y como aprovecharlos en los salones de clase. También tendremos un curso virtual sobre este mismo tema. Solicítenlo para su escuela.