• ​En el Salón de Clase:

¿Mapas conceptuales o mapas mentales?

Dr. José Aste Tönsmann

Las nuevas versiones del programa Inspiration traen incluida la opción de utilizar mapas mentales adicionalmente a la ya tradicional utilización de los mapas conceptuales.

 Al iniciar el programa (Fig. 1), se deberá elegir entre desarrollar el gráfico a trabajar,  en formato de mapa conceptual (DIAGRAM) o preferir el de mapa mental (MAP). La pregunta que a veces se hará usted es si continúa usando el tradicional mapa conceptual o aprovecha el otro formato para su nuevo diagrama.

Fig. 1

El objetivo de este artículo es presentar algunos ejemplos de aplicaciones prácticas de organizadores gráficos en ambos formatos: mapas conceptuales y mapas mentales. Al observarlos ambos, se podrá dar usted cuenta de las diferencias, ventajas y desventajas de cada uno de ellos. Si bien, los ejemplos aquí presentados no siguen necesariamente las especificaciones estipuladas por Joseph Novak y Toni Buzan los creadores de las dos tecnologías, creo que a todos los ejemplos presentados, se les puede considerar como mapas (representación gráfica de algo) de conceptos o de ideas.
 Antes de iniciar la presentación de ejemplos, desearía hacer una muy breve descripción de lo que es nuevo para los usuarios de Inspiration: los mapas mentales. Siendo el objetivo del artículo algo muy práctico, no entraré a profundizar en el método que por otra parte, puede ser estudiado en muchos libros y artículos de fácil ubicación en el Internet.
 Los mapas mentales fueron desarrollados por un Psicólogo inglés, el Dr. Tony Buzan. La idea fue la de tratar de representar gráficamente, el proceso que sigue la adquisición, registro e interrelación de información nueva y antigua, en las neuronas de nuestro cerebro. Las ideas y sus relaciones se representan por segmentos de líneas que se continúan y bifurcan con otros segmentos representativos a partir de un núcleo central del diagrama y cubriendo los 360 grados del plano. Las sucesiones ininterrumpidas de segmentos, representan ideas que se relacionan de alguna manera y que son irradiadas desde el centro del diagrama. En dichas sucesiones de ideas, los conceptos nuevos se intercalan con conceptos ya previamente adquiridos y que se complementan y profundizan. Pensemos en las sucesiones y bifurcaciones de ideas que se están presentando continuamente en nuestro cerebro, como un ejemplo describiré una última experiencia mía: al escuchar una canción, recordé haberla oído hacía mucho tiempo, me vino a la cabeza en secuencia: su nombre y el nombre de la artista que la cantaba pero al mismo tiempo y como una bifurcación, recordé que en el momento en que la escuché por primera vez y que me impresionó, estaba estudiando para un examen, a continuación y como pensamiento sucesivo, recordé un tema muy interesante de la materia del examen, luego se me vino la idea (nueva) de aplicar los principios de dicho tema al proyecto que estaba desarrollando en el momento con lo que las ideas continuaron fluyendo por esta nueva vertiente o dirección.

Diferencias en los formatos.
Desde el punto de vista del usuario del programa Inspiration, la principal diferencia entre los mapas conceptuales y los mapas mentales la constituye la forma de representar los conceptos y las relaciones entre dichos conceptos.

  • En los mapas conceptuales los conceptos se representan como nodos o cajas y las relaciones entre los conceptos como líneas que unen los nodos correspondientes. Tanto los nodos como las líneas pueden llevar los textos necesarios para su identificación. Cómo se puede apreciar, esta separación de conceptos y relaciones permite una gran flexibilidad en los diagramas o grafos resultantes.
  • En los mapas mentales, tanto los conceptos como sus relaciones se representan por segmentos lineales con sus textos correspondientes. La falta de líneas especiales y descriptivas para representar relaciones que puedan unir conceptos restringe la flexibilidad de aplicaciones en que se requieran muchas interrelaciones y obligan a la utilización de líneas artificiales de relación.

Ejemplos de aplicaciones

Para cada uno de los ejemplos, presentamos primero en el formato de mapas conceptuales y luego en el de mapas mentales con algunos comentarios relacionados.

Línea de tiempo.

Se presenta la secuencia de los presidentes de México de los últimos 60 años.


Fig. 2- En el caso del formato de mapas conceptuales, se requieren dos series de nodos: sincronizados gráficamente, los inferiores con los nombres y fotografías de los presidentes y en la parte superior, los años de sus períodos presidenciales. No son necesarias mostrar relaciones entre las dos series ya que las posiciones en el gráfico relacionan cada par de nodos.


Fig. 3- En el formato de mapas mentales, se presentan dos secuencias de segmentos sincronizadas: nombres y fotografías y años de sus períodos presidenciales. Al no requerirse relacionar los conceptos, no existe ninguna dificultad.

Triángulos.
La aplicación que presento a continuación es un ejemplo muy interesante del uso de organizadores gráficos pues además de que puede servir para explicar muy claramente las características y propiedades de los triángulos, puede ser utilizada mostrándola por partes, para ir siendo completada por los estudiantes, como pruebas parciales del aprendizaje.
 Como en el ejemplo anterior, la elección del formato a seleccionar, dependerá de la preferencia del autor por la imagen resultante.


Fig. 4- Presentación como mapa conceptual muy clara y separable de los triángulos y sus propiedades. Se puede mostrar a los estudiantes únicamente el núcleo (en azul) para que vayan “rellenando” el gráfico conforme van aprendiendo.
Obsérvese cómo las líneas de relación pueden llevar textos explicativos muy útiles.

 

Fig. 5- La presentación como mapa mental, también es bastante clara y puede separarse para su despliegue del núcleo y posterior “relleno” por los estudiantes. La figura resultante sigue la regla de inicio central y despliegue por todo el plano.

Acentos.
A continuación se presentan las reglas básicas de la acentuación en Español. Al presentar una sola entrada al gráfico: las palabras y una sola salida: la acción de poner el acento, podemos observar la dificultad que presentan los mapas mentales para relacionar varios conceptos a uno solo.

 

Fig. 6- Es interesante observar que este gráfico cumple con las especificaciones de los mapas conceptuales: varias proposiciones, haciéndose más específico conforme se baja, y sin repetir ningún concepto.
Obsérvese la importancia de los textos descriptivos de las líneas de relaciones.

 

Fig. 7- Para poder terminar la representación gráfica en mapa mental en una sola acción, tenemos que utilizar líneas artificiales que no llevan ningún texto.
Sin embargo, para alguno, podría parecer más simple la presentación que con el otro formato.

  • Programación de actividades.
    Un uso práctico de los organizadores gráficos es el de la programación de trabajos que requieren de la ejecución de una serie de actividades interrelacionadas entre sí por sus inicios y terminaciones. Determinada actividad no puede ser iniciada sino hasta haber terminado otra u otras.
     En el ejemplo a mostrar, se tienen que realizar 16 actividades con las siguientes relaciones de precedencia:
  • Las actividades 2 y 3 tienen que esperar la terminación de la actividad 1.
  • Las actividades 4 y 5 tienen que esperar la terminación de la actividad 2.
  • La actividad 9 tiene que esperar las terminaciones de las actividades 3, 4 y 5.
  • Las actividades 12, 13 y 14 tienen que esperar la terminación de la actividad 11.
  • La actividad 15 tiene que esperar la terminación de la actividad 13.
  • La actividad 16 tiene que esperar la terminación de las actividades 14 y 15.
  • Finalmente, para terminar todo el trabajo, se tiene que haber finalizado las actividades 9, 12 y 16.

Cómo se puede observar, la programación de este trabajo es un poco compleja aunque no es irreal, podría corresponder a la remodelación de parte de la escuela, a los trámites para la preparación de una nueva licenciatura en una universidad, etc.
En una aplicación como la del presente ejemplo, se puede fácilmente apreciar la ventaja de usar el formato de mapas conceptuales sobre el de mapas mentales. (En los programas especializados para realizar programaciones de grandes obras corresponderían respectivamente, al diagrama de precedencias contra el diagrama de flechas o Pert).

 

Fig. 8- En el formato de mapas conceptuales, el diagrama de la programación es muy claro y simple y no requiere de líneas artificiales.


Fig. 9- La programación de actividades con tiempos de ejecución de relaciones complejas necesita en el diagrama en formato de mapas mentales de líneas o relaciones artificiales para mostrar los requerimientos (líneas punteadas).