• ​Proyecto de Ciencias:

Simuladores Apoyados con diagramas visuales revoluciona el aprendizaje de las ciencias

Los CCH y Preparatorias de la UNAM están cambiando la manera como se enseña las ciencias y por consiguiente logrando un aprendizaje significativo y contundente de la Física,  la Química y la Biología. Quieren que sus alumnos de preparatoria disfruten al trabajar con las ciencias y que queden motivados para continuar sus estudios universitarios en estas áreas tan necesarias para el crecimiento de nuestro país. Unir simuladores con diagramas conceptuales es una excelente combinación ya que los alumnos encuentran nuevas formas de establecer relaciones conceptuales y mejoran su comprensión de las ciencias con los simuladores, con la experimentación real de los fenómenos y luego concretan sus hipótesis y explicaciones utilizando los diagramas visuales y mapas conceptuales. 

Ya cuentan con 102 laboratorios con 10 computadoras y equipo de laboratorio cada uno, parte de su equipamiento de cómputo utiliza Crocodile Chemistry, Interactive Physics e Inspiration (diagramas conceptuales) y continuarán aumentando esta cantidad hasta lograr que todos sus alumnos tengan un acceso total a estas herramientas que sabemos cambiará la forma de aprender.  
Tuvimos la oportunidad de entrevistar al Dr. Fernando Flores Camacho, director de este proyecto.

¿Nos podría comentar cuales son los antecedentes de este proyecto?
El proyecto tiene el nombre de Laboratorios de Ciencias del Bachillerato UNAM.
Surge por iniciativa del Rector de la UNAM dentro de su programa de mejoramiento del bachillerato y es encargado para su realización al Grupo de Cognición y Didáctica de las Ciencias del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET) de la UNAM.
Este grupo tiene amplia experiencia en investigación sobre la enseñanza de las ciencias y el desarrollo de procesos y propuestas didácticas. Junto con este grupo también participa el Grupo de Espacios y Sistemas Interactivos para la Educación del mismo centro quienes también tienen experiencia relevante en las relaciones entre TIC y educación.

¿Cómo seleccionaron el software que se usaría para este proyecto?
Los programas de cómputo para este proyecto se seleccionaron en función de varios parámetros entre los que se encuentran: Adaptabilidad a los programas y planes de estudio; facilidad de uso por estudiantes; compatibilidad con la plataforma tecnológica de los laboratorios.

¿Por qué piensan que es importante usar este tipo de tecnología?
Nuestros laboratorios integran la tecnología dentro de un proceso educativo que hemos diseñado basado en múltiples representaciones y transformaciones conceptuales en los alumnos. De esta forma las TIC se insertan dentro de este enfoque educativo y se utilizan de acuerdo a los desarrollos didácticos específicos. Cabe aclarar que la tecnología de los laboratorios es parte de los procesos didácticos pero no el eje de los mismos, son elementos para el apoyo de los procesos cognitivos de los estudiantes.

¿Cuáles son las metas que desean lograr?
Las  metas son planteadas a mediano y largo plazo y tienen que ver con mejorar la calidad de la enseñanza de las ciencias, dentro de un nuevo entorno de laboratorio que apoye la construcción de conceptos científicos

¿Qué resultados han tenido hasta ahora?
El proyecto ha sido probado con alumnos y profesores de los sistemas del bachillerato de la UNAM (Preparatoria y CCH), primero en una etapa piloto con laboratorios prototipo, y ahora con una primera fase de generalización donde se han reestructurado más de cien laboratorios y se ha trabajado con más de 150 profesores. En los meses siguientes se iniciarán los nuevos cursos con el potencial de los laboratorios, que, desde luego va más allá de los programas de cómputo.

¿Cuáles son sus planes para el futuro?
El plan a futuro es reestructurar todos los laboratorios curriculares del bachillerato y en el largo plazo ser, nuevamente, el referente nacional para la enseñanza de la ciencia.

Con respecto a los alumnos: ¿cómo lo han tomado?
El cambio tecnológico y de equipamiento de los laboratorios es muy amplio por lo que los alumnos lo han recibido de manera entusiasta.

¿Cuánto tiempo lo utilizan?
Depende de los programas de los bachilleratos. En el CCH es su mismo salón de clase por lo que se usa todo el tiempo.  En la Escuela Nacional Preparatoria se utiliza en las horas de laboratorio, por lo que se usan más de cuatro horas por semana.

¿Qué cantidad de alumnos se atienden con este proyecto?
Son varios miles en este momento.

Con respecto a los profesores: ¿qué piensan, cómo lo están implementando?
Los profesores fueron capacitados para el nuevo enfoque educativo y el uso de todos los elementos del nuevo laboratorio, desde luego que el proyecto está en su fase inicial y su uso se irá haciendo más experto con el tiempo y el provecho que se pueda obtener también se irá incrementando.

¿Qué capacitación se está dando?
Se trabajó con cursos especializados con los profesores y ellos a su vez, colaboran apoyando a otros profesores de su plantel. Además se están desarrollando varias formas de dar seguimiento y apoyo a los profesores, entre ellas asesorías permanentes.

Si les interesa conocer más de Interactive Physics, Crocodile Chemistry e Inspiration, u obtener un demo, envíen un correo.