• ​Matemáticas:

10,000 Horas: La Historia del Éxito

MTE. Margarita Aste

Para realmente ser “experto” en algo, se requiere practicarlo 10 mil horas.  Se puede ser “bueno” con menos horas, pero como siempre hemos oído, la práctica hace al experto. Cuanto más cercano a las 10 mil horas, mejor el  rendimiento.

Estuve leyendo el libro Outliers The Story of Success de Malcolm Gladwell.  Un excelente libro que nos da una idea diferente de cómo se logra el éxito.  Para el caso particular de este artículo, me concentraré en lo relacionado a la práctica. Gladwell revisa varios otros temas, todos igualmente interesantes y diferentes a lo que consideramos normal.  Les recomiendo leerlo.

Estamos acostumbrados a pensar que una parte fundamental del  éxito de la mayoría de las personas se debe a la habilidad innata o genética con la que nacen. Así que para ser un gran futbolista, pianista o inclusive un “genio” para las computadoras, es necesario haber nacido con las habilidades necesarias. Sin embargo, Gladwell lleva a cabo muchas investigaciones con las que concluye que la única forma de ser “un experto a nivel mundial” en cualquier actividad, es habiéndola practicado el número mágico de 10 mil horas. 

Nos cuenta la historia de Billy Joy  (la  versión de Unix de Joy es el sistema operativo usado por millones de computadoras en el mundo actual, es cofundador de Sun Microsystems y re-escritor de Java). En 1971, Joy ingresó  a la Universidad de Michigan, que acababa de abrir su Centro de Computación, uno de los pocos lugares en el mundo en los que un joven de 17 años podía programar todo el tiempo que quisiera.  Lo cual Joy hizo cumpliendo sus 10 mil horas de práctica que lo preparó para que ahora sea considerado uno de los hombres más influyentes en la historia moderna de la computación.

Otro ejemplo, en un campo diferente es el de los Beatles- John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Star. En 1964 llegaron a Estados Unidos y empezaron la llamada Invasión Británica de la música la cual transformó la música popular.  Lennon y McCartney empezaron a tocar juntos desde 1957. En 1960, los Beatles fueron invitados a tocar en Hamburgo, Alemania. Aquí tuvieron que tocar juntos  8 horas diarias, 7 días a la semana. Después de haber viajado 5 veces a Hamburgo,  habían logrado sus 10 mil horas de práctica y estaban listos para el éxito mundial.


Pasemos al campo de los deportes. Es más probable que los jugadores estrella hayan nacido al principio del año (Enero a Junio).  Cuando se inicia la selección de niños para formar parte de los equipos (escolares o de clubes),  compiten todos los alumnos nacidos en el mismo año y es obvio que los que son casi un año mayor van a tener mejores habilidades, especialmente cuando esto se hace con niños de 7 u 8 años, y por lo tanto, mayores probabilidades de ser seleccionados.   Pertenecer a un equipo desde pequeños es importante ya que no es fácil lograr 10 mil horas de práctica sin pertenecer a un equipo que los obligue a practicar diariamente. Veamos las fechas de nacimiento de algunos jugadores que están entre  los mejores futbolistas actuales:  Cristiano Ronaldo (Febrero),  Lionel Messi (Junio),  Neymar da Silva (Febrero),  Iker Casillas (Mayo), Xabi Hernández (Enero).

Pasemos lo que acabamos de ver a las matemáticas. Se ha generalizado la creencia que hay alumnos buenos  y alumnos malos en matemáticas. Y esto es debido a los “genes” con los que nace el alumno. Algunos tienen la suerte de ser hábiles (seguramente porque sus padres son buenos en matemáticas, quizás son ingenieros o científicos) y otros, que lamentablemente son muchos, son malísimos y por lo tanto las detestan. Si vemos esto bajo la idea de las 10 mil horas de práctica, nos daremos cuenta de que los alumnos que se consideran buenos, no tienen ningún problema y les gusta practicar matemáticas. Y aún hay más, si sus papás son buenos, los ayudarán, los harán practicar, será divertido hacerlo y por lo tanto lo harán con más frecuencia. En cambio los malos no tendrán a sus papás ayudándolos (Ay no hijo, yo soy muy malo(a) en matemáticas, pasé de panzazo,  por eso estudié mi carrera que no tiene NADA de matemáticas), será un suplicio hacer matemáticas y por lo tanto no lo practicarán y cada vez habrá más diferencia entre los que “Sí son buenos” y los que no lo son.


Afortunadamente  ya existe la tecnología para ayudarnos con este problema, igualando el campo de juego para todos los alumnos. Vamos a ver como Mathletics ayuda a que todos los alumnos logren muchas horas de práctica para que se acerquen a ser expertos cuando salgan de preparatoria. Aunque es difícil que todos lleguen a 10 mil horas (tendrían que trabajar 4 horas de lunes a viernes por semana, 10 meses al año, durante 12 años, algo que con Mathletics si hacen muchos alumnos – solo tienen que ver el muro de la fama mundial: www.mathletics.com) acumular muchas horas de práctica  es totalmente factible.  ¿Cómo lo logramos con Mathletics?






















Lo más importante es que los alumnos practiquen y practiquen.  Para ello tienen que querer hacerlo. Mathletics los motiva a hacerlo. Los alumnos trabajan con una interfaz que simula un video juego: tienen que generar créditos para “comprar” diferentes rasgos y accesorios para su avatar, hay juegos cerrados que van abriendo a medida que van “conquistando” barras doradas, compiten contra otros alumnos en vivo para generar puntos, pueden verse entre los mejores “jugadores” del mundo si logran juntar suficientes puntos.  Para nosotros, como profesores, lo que nos importa es que para lograr cualquier cosa, tienen que practicar matemáticas… ¡y se van sumando las horas!


Pasemos al problema de los alumnos que no tienen ayuda en sus casas y/o que no piden ayuda en la escuela.  Mathletics tiene un pequeño video clip, para cada tema, que le muestra al alumno como se resuelve un problema similar al que tiene que realizar. Es como que uno de sus padres lo estuviera apoyando, indicándole cómo puede resolverlo. Con la ventaja de que Mathletics siempre tiene tiempo y no se cansa. El alumno puede verlos las veces que le haga falta. Para nosotros profesores, esto es un gran apoyo ya que es imposible ayudar a todos los alumnos cuando lo necesitan. Hay muchos temas que cubrir en el año y poco tiempo. Qué maravilla poder depender de Mathletics para que ayude a los alumnos a resolver sus dudas y que así sigan practicando y agregando más horas. 
























Mathletics es muy bueno, es por ello que lo usan más de 4 millones y medio de alumnos de 200 países. Sin embargo no es magia. Se requiere que sea importante para la escuela y para el profesor. El trabajo que el alumno haga en Mathletics tiene que ser reconocido  y tener valor. En realidad las matemáticas tienen que ser valiosas, por lo menos se les debe dar el mismo valor que se le da al futbol, basquetbol y demás actividades dentro de la escuela. Mathletics también ayuda con esto. Queremos que todos los alumnos practiquen matemáticas, el reconocer que han practicado los anima a seguir haciéndolo. Por ello Mathletics otorga un certificado al alumno que logra obtener un mínimo de 1000 puntos en la semana. Mil puntos se obtienen trabajando alrededor de 40 minutos a la semana. Todos los alumnos pueden practicar 40 minutos en una semana y más, si es a su nivel (Mathletics tiene inteligencia artificial por lo que el nivel de los ejercicios se va adecuando al nivel de cada alumno).  Con el programa de Certificados de Mathletics, se sugiere que la escuela entregue los certificados ganados en las ceremonias cívicas semanales, de la misma forma que se entregan premios y reconocimientos a los alumnos que han destacado en otras disciplinas como el futbol. De esta forma las matemáticas se vuelven importantes, los alumnos van a querer obtener sus certificados, lo cual implica que están practicando y acumulando más horas.

No nos podemos olvidar del World Math Day, que por fin toca este año- Octubre 2015. Este es el evento más grande del mundo en el que los alumnos se involucran con las matemáticas. Usando Live Mathletics, millones de alumnos practican y concursan para llevarse uno de los premios que otorga Mathletics.

¡Qué mejor manera de motivar e involucrar a todos sus alumnos con las matemáticas!

Para terminar, por si aún no los he convencido, una investigación independiente reciente, mostró que los alumnos que usan Mathletics un  mínimo de 40 minutos a la semana mejoraron sus resultados en  más del 9% en exámenes estandarizados.  Esta ventaja se vuelve aún mayor si el alumno lleva más de 2 años usando Mathletics y si el profesor agrega contenidos de otros países. ¡Más horas de práctica!


Pueden leer la investigación en: http://www.3plearning.com/usa/mathleticsadvantage/ 

Recuerden que ya viene PISA 2015. Si desean adquirir Mathletics o un demo, envíen un correo a info@quipus.mx

 

 

Referencia:

Outliers The Story of Success. Malcolm Gladwell. Editorial Back Bay Books. Pg. 35-68