• ​Para los Profesores:

Entendiendo a los alumnos de hoy

Ing. Estibaliz Martin

C uando un profesor entra en un salón de clases, se enfrenta con un inmenso reto: captar la atención de sus alumnos.

Hoy en día, los estudiantes están comunicados constantemente con el mundo entero frente a pantallas interactivas que estimulan sus sentidos con imágenes, sonidos y videos.  Y luego llegan a clases… donde (en la mayoría de casos) se tienen que mantener sentados, quietos y poniéndole atención a una persona que aunque muy inteligente sólo quiere que memoricen información, para ellos irrelevante.

Con tanta tecnología disponible en la actualidad, no es posible que el modelo educativo no haya cambiado y se siga enseñando de la misma forma que se nos enseñó a nosotros o peor, ¡a nuestros abuelos! Esta manera de enseñanza sólo hace que los niños estén descontentos de ir a cierta clase o incluso a la escuela.

Cuando se le hace la pregunta a alguien, ¿quién fue tu mejor profesor?, la mayoría de las veces nos sorprendemos al ver que no fue el más amable o aquel que nos hacía exámenes fáciles. Si no que fue aquel que nos enseñó algo nuevo. Aquel que gracias a su pasión por la materia trataba de cualquier forma que uno entendiera y supiera aplicar nuevos conceptos.

Hay que saber captar la atención de los alumnos. ¿De qué nos sirve dictar, llenar el pizarrón de letras, números y símbolos si al final del semestre o peor, al terminar el examen los alumnos no recuerdan nada?  Algo estamos haciendo mal.

¿Para qué voy a memorizar ese hecho que no me va a servir de nada? Si con sólo tener acceso a internet en el celular puedo encontrar esa misma información y ni siquiera tengo que esforzarme por encontrarla gracias a las enciclopedias gratuitas.

El hecho es que en vez de pelearnos y estar en contra de la tecnología, hay que usarla a nuestro favor. Hay que recordar que la tecnología se desarrolla para hacernos a maestros y alumnos, la vida diaria más fácil y placentera.

Entonces, ¿Cómo logramos ser mejores maestros, mejores guías para nuestros alumnos? ¿Cómo hacer que se interesen en materias difíciles o que entiendan y apliquen conceptos correctamente?  Hay una frase muy cierta que dice: ¡Si no puedes contra ella, únetele! Esto es lo que se debe de hacer con las nuevas tecnologías. Unírseles.

¿Qué tal si intentamos integrar la tecnología en nuestras clases?  Usar la tecnología no es difícil, se puede empezar con cosas sencillas como ver videos que clarifiquen conceptos, hasta sentirse cómodos en su uso y más tarde se pueden usar herramientas más complejas como el uso de simulaciones interactivas.